Hábitos contraproducentes

¿Te esfuerzas mucho por conseguir unos resultados que no llegan?

Te contamos algunos de los errores más frecuentes que se cometen y que te impiden llegar a tu objetivo

Resultado de imaxes para frutos secos

Muchas veces nos esforzamos mucho cuidando tanto nuestros entrenamientos como nuestra alimentación pero esto parece no ser suficiente sin darnos cuenta de que mantenemos algunos hábitos contraproducentes a la hora de quemar grasa.

 

Partimos de la base de que toda planificación eficiente para perder grasa combina ejercicio  físico y una buena alimentación.

  1. Demasiado trabajo aeróbico:

Son muchos los estudios que afirman que los trabajos de fuerza y alta intensidad son efectivos en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad.

Recuerda: El desarrollo de la fuerza y el entrenamiento interválico sin imprescindibles en un programa de pérdida de peso.

  1.   Eliminar líquidos:

Hábitos como tomar saunas prolongadas  o utilizar plásticos para sudar más no sólo son peligrosos para la salud, también son antiproducentes ya que no sólo se consigue eliminar grasa  sino que también disminuye el rendimiento del ejercicio físico

  1.   ¡Abdominales, abdominales, abdominales!

En muchas ocasiones la incorrecta realización de los abdominales (sobre todo los tradicionales, encogimientos tumbados) pueden ser motivo de riesgo para la columna lumbar.

Existen otros ejercicios que ayudan a trabajar  los músculos de la pared abdominal y quemar la grasa de la zona de la cintura como la plancha, squats, press o lanzamientos

  1. Stop dietas hipocalóricas

Este tipo de dietas y especialmente las muy bajas en hidratos son muy populares a la hora de  perder peso, pero pérdida de peso no es sinónimo de pérdida de grasa.

Las dietas hipocalóricas  tienen consecuencias negativas tanto para el rendimiento deportivo como para los obejjtivos de quema de grasa.

No lo olvides: “Las grasas arden en el fuego de los carbohidratos”

      5. No ingerir grasas

Ingerir grasas no es sinónimo de gordura. Hay grasas buenas y lo más importante, hay grasas que ayudan a eliminar grasas. Debemos por tanto seguir ingiriendo alimentos grasos ricos en ácidos grasos omega 6 y omega 3 . Los primeros los encontramos en aceites vegetales, semillas y frutos secos y los segundos en pescados grasos salvajes, semillas de lino y algunos frutos secos como las nueces.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*